El must que empoderará tus outfits esta temporada

La bota y el bototo, han sido desde sus inicios sinónimo de protección y confort. Pero inicialmente (y como casi todo en la vida), partieron siendo permitidas exclusivamente para el uso masculino, ya que era un zapato para situaciones “outdoor”, donde definitivamente la dueña de hogar burguesa no calzaba, y en contraste a ella, la campesina siempre acostumbraba a trabajar descalza.

3

Pero como no hay reina que no se salga con la suya, por 1930 la Reina Victoria se enamoró de la comodidad y estilo que aportaban las botas a sus elaborados vestuarios, especialmente la “Bota Balmoral‟ que cubre el tobillo, y cuenta con una suela gruesa. La reina, que tenía el poder de elegir, transformó este elemento en el calzado favorito para las caminatas y luego, las grandes fiestas, una vez que la superficie de la bota comenzara a decorarse con bordados y pedrerías de todo tipo.

Y de ahí para adelante, la bota solo triunfó. El cuero perdió sus cualidades utilitarias para transformarse en lienzo de diseños psicodélicos multicolores; el plástico y el vinyl se sumaron a los cada vez más diversos materiales, longitudes, alturas de taco y motivos decorativos apegados a cada cultura.

Ya en los 80s, fue cuando la bota se abrió paso a las pasarelas, debido en parte al estreno de varias películas ícono, como Urban Cowboy, Silverado y Top Gun, que le dieron a la bota vaquera la aclamación del público masivo, y a partir de ese momento la creatividad en este calzado ya no conoció nunca más límites.

Ahora podemos entender por qué las botas y bototos nos dan ese look desentendido y revolucionario, ¡no fueron creados para nosotras!, pero claro está: Somos quienes mejor los llevamos.

♥ Son cómodos y estilizan la pantorrilla, ¡sí! Porque al ser un calzado más “mazacotudo”, la pierna tiende a verse delgada debido al contraste. Van bien con vestidos, leggins, shorts y vestidos largos. Son versátiles y prácticos. 

En verano, puedes encontrar en ellos un gran partner usándolos con un vestido corto o una mini. La gracia es armar tenidas que rompan estilos, por ejemplo, combinar un bototo militar o con plataforma, de aires más toscos, con un vestido romántico con blondas y encajes.

Revisa esta galería del mejor street style e inspírate

23124610141718242022252627

EN FIN, ESTA ES LA PRENDA CLAVE PARA CONSEGUIR UN LOOK QUE, POR MUY FEMENINO O NAIVE QUE PAREZCA, ESTARÁ CARGADO DE MUCHÍSIMO CARÁCTER Y ACTITUD.
Por Moralísima

Créditos Tumblr

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s